Categories
Uncategorized

Centro de educación inicial en Maracaibo

Instituto Preescolar Araguaney

Araguaney, es un Instituto Preescolar en Maracaibo, que ofrece programas, metodologías y asimismo infraestructura únicas donde su hijo encontrará la alegría de aprender en un entorno maravilloso mientras que desarrolla su potencial. Nuestro plan de estudios avanzado, bellas instalaciones y el mejor personal concienzudamente escogido es nuestra garantía de que cada pequeño está consiguiendo lo mejor de sus años más preciados.

En Colegio Preescolar Araguaney apreciamos a cada niño como una persona independiente, única y responsable rodeada de un ambiente correspondencia. Nuestro sistema deja que nuestros pequeños tengan confianza en sí mismos, lo que les ofrece un sinfín de recursos para fomentar su capacidad de forma creativa a través del respeto y la responsabilidad.

Nuestros objetivos como Colegio Preescolar en Maracaibo

Nuestro objetivo como Instituto Preescolar es aprender a través de juegos abiertos y actividades de juego estructuradas que dejan que cada pequeño se desarrolle a su ritmo. Así sea que su hijo pinte con los dedos, construya un castillo de bloques o bien cante con otros amigos, lo asistimos a aumentar sus experiencias, habilidades y conocimientos.

Nuestra metodología como Colegio Preescolar en Maracaibo

Nuestro personal, metodología e infraestructura han sido especialmente diseñados para brindarle a su hijo la capacidad de adquirir la educación más eficiente a través de la exploración y el descubrimiento en Colegio Preescolar Araguaney de Maracaibo.

Colegio Araguaney, es una institución de educación inicial con más de cuarenta y cinco años de trayectoria en su haber. Empezó gracias al entusiasmo de nuestra creadora Ana Julia Parra Negrón, quien pensando en la necesidad que había en nuestra urbe de un preescolar que a la par de brindar cuidado y atención a nuestros pequeños asimismo diera una educación integral creó el Araguaney que en nuestros días todos conocemos, todo ello basado en su pensamiento personal y que hoy día nos caracteriza como corporación, “Educar con amor es sembrar en terreno fértil”.